Páginas vistas en total

martes, 15 de mayo de 2018

Los Dignos Pistones de la Guerra Fría (Tres alemanas con un pasado común, parte 1)



TRES ALEMANAS CON UN PASADO COMUN. PARTE I

Con este titulo desarrollaremos tres entradas distintas estilograficas que compartieron, en un momento determinado de sus vidas, un pasado común. La historia se revela al final, pero desde ya, adelanto que es muy interesante.


Por: Leonardo Izaguirre Barrios

Estimados lectores del millonario Pajarete, les saludo con agrado de nuevo.

Mostraré dos curiosas piezas, tanto por su historia, como por sus aspectos técnicos.

En la época de postguerra, muchas empresas de todos los ámbitos debieron ser cerradas. Eran tiempos difíciles y en la recién terminada segunda conflagración mundial, se habían consumido ingentes recursos por lo que la industria en general y, la de la escritura no fue excepción, tuvo que hacer serios ajustes y adaptarse a los tiempos para sobrevivir. 

A principio de los años cincuenta la Alemania de la postguerra hacia esfuerzos titánicos por levantarse de aquella destrucción y, salvo las empresas que había sucumbido al colaboracionismo, muchas otras estaban en dificultades, pero sus estrategias de adaptación a los tiempos que corrían dejaron piezas, al menos, interesantes.


Se trata de estilográficas económicas o baratas, con materiales igualmente económicos, desprovistas del lujo y la calidad de acabados que se acostumbraba en la preguerra o mucho después de acabada la misma. Casi siempre con uso del acero para la construcción de los plumines y con escasa ornamentación. Quizá esto sea lo que las hace más atractivas para los amantes, como yo, de lo simple y funcional.

Los estilófilos fanáticos de las marcas alemanas ya deben tener una idea clara de que se trata, y si se pudiera hacer un juego interactivo, ¿Cuántos de ustedes apostarían por Pelikan 120 o M200 de los años 50´s ?.

Claro está, los clips les darán la pista necesaria para seguir pensando. 


No dejo de sorprenderme de las cosas que pasan en el mercado de segunda mano en mi país y sobre todo, de cómo llegan estas piezas a las mías. Solo me limitaré a decir que, por estos días, estas dignas y humildes guerreras tuvieron que sortear una batalla más. Finalmente están aquí y las comparto con todos ustedes, gracias a la generosidad de nuestro querido capitán.

El estado en que llegaron era deplorable. Solo diré que les habían colocado tinta china, lo que nos retrotrae a una entrada de este bog, obre los errores más comunes que se cometen con estilográficas. Por eso esta entrada servirá para ver los aspectos técnicos y del mantenimiento de estas humildes pero hermosas estilográficas.

Fueron realizadas, como ya dije, en Alemania, en la localidad del sur de Hessen, en Groß-Bieberau. Allí está asentado el cuartel general de una compañía fundada en 1920.


Senator es hoy día una “super” fábrica moderna y diversificada que realiza desde piezas de alta calidad en plástico, hasta material POP de todo tipo.

Este modelo en cuestión se considera vintage, pues fue descatalogado por la empresa.

Son dos ejemplares de distinta época del modelo “Windsor”,una estilográfica de la que se ha escrito bastante en foros de otras lenguas, recibiendo las mayores puntuaciones en casi todos los aspectos (estética y funcional). Desde aquí le hacemos un pequeño homenaje, pues lo merecen, en la lengua de Cervantes. 

La fecha de fabricación de las mismas no está nada clara en la literatura, pero una de las que muestro es evidentemente más antigua que la otra y de seguro anterior a la caída del muro de Berlín. 

El aspecto externo, es muy parecido al de una Pelikan 120 de los años cincuenta, un modelo atemporal sin duda, pero desde el punto de vista técnico se parece bastante más a las archiconocidas Reform. 

 El mecanismo de llenado, tal como lo han advertido, es el de pistón integrado con algunas características que analizaremos a continuación.

Para el mantenimiento y limpieza de esta pieza solo usaremos la celebérrima agua a temperatura ambiente. En este caso requirió 78 horas de remojo dado la tintura que había en ellas. Adicional a esto, dos trozos de material de agarre (una goma extra-adherente), grasa de silicona y un aplicador para difuminar el maquillaje de los ojos de las chicas de casa.


La unidad plumín/alimentador esta ensamblada de la misma manera que las Reform, Pelikan o algunas Monblanc, en una collarín que contiene la rosca que ajusta en la boquilla.


Luego de retirada la unidad plumín/alimentador y si así lo desean, pueden colocar un poco de grasa de silicona en el interior del cuerpo, para permitir que el pistón gire en forma suave al hacer tope en la parte baja del cuerpo.

Girando el culote en sentido antihorario (para colocarlo en modo de carga), continúe girando suavemente en ese sentido hasta sentir resistencia. Continúe, al vencerla el culote saldrá con el tornillo de Arquímedes que porta todo sistema de pistón.



Es aquí donde merecen mención dos detalles distintivos de este mecanismo respecto al de otros como Pelikan, Twsbi, Noodle´s, Reform, Montblanc, etc.

A.-El primero es que el tornillo está adherido al culote, la única de las marcas antes mencionadas que lo tiene así, es Montblanc, pero en las Meisterstück el tornillo es tipo péndulo (se mueve de un lado al otro), en cambio aquí va fijo. Este detalle parece tonto pero es importante porque permitirá hacer un re-ensamblaje más cómodo del mecanismo, como veremos más adelante.


Sistema de pistón de Montblanc Meisterstück 146. Nótese el detalle del tornillo descentrado ya que pivotea en el culote.

B.-El tornillo está envuelto en una camisa transparente (que se puede remover del culote a rosca), y que sirve de guía para el vástago del pistón.

A su vez el pistón sale del cuerpo por la parte trasera y empujando desde la boquilla, en este caso con el mango del mismo instrumento de maquillaje que uso para untar la grasa de silicona.




















En la arquitectura de éste, es menester mencionar que el sello va adosado a un vástago que contiene el riel o guía (termofundido), por donde discurre el tornillo antes mencionado. Evidentemente, es lo que ocurre con Montblanc. 


Este vástago o pedículo del sello a su vez encaja y se mueve dentro de los límites establecidos por la camisa transparente antes mencionada. 


Ambas piezas son de suma importancia (tornillo fijo y camisa transparente), pues son extremadamente útiles para el re-ensamblaje de la pieza. 

Los pasos y trucos para dicho ensamblaje son:

  1. Atornille la camisa completamente al culote y lleve este hasta su punto tope en sentido horario.
  2. Con la operación “A” hecha, coloque el vástago del pistón frente a frente con el tornillo del mismo, en los límites de la camisa. Note que vástago y camisa posen sendas zonas planas que permiten el encaje de las misma en usa sola posición.
  3. Con las dos piezas enfrentadas gire el culote ahora en sentido antihorario, esto provocará saltos entre tornillo y vástago, pues el tornillo entra en el vástago en sentido horario. Es en este punto donde el hecho de tener el tornillo fijo al culote y tener una camisa que limite los movimientos del vástago o pedículo, ayuda enormemente en la maniobra de ensayo y error repetida que sigue. 


Una y otra vez, deberá girar antihorario (tres vueltas al principio por ejemplo), y luego horario para recoger el pistón. Si al recogerlo ve que aún no se introduce por completo y que no cierra el culote completamente, repetir la operación las veces que sea necesario imprimiendo en cada intento uno o dos giros o vueltas más que la vez anterior, hasta que logre recoger el pistón de forma tal que éste casi haga tope con la camisa y el culote cierre completamente. 


          4. La operación anterior y la que sigue deben hacerse previo engrasado de tornillo, parte    externa del vástago y sello del pistón.

Una vez realizado el ajuste y ensamblaje del pistón, proceda a colocarlo en el cuerpo de la estilográfica. 


          5. Finalmente, introduzca el pistón a fricción y cierre el culote en sentido horario hasta que la pieza quede completamente ajustada en el cuerpo de la pluma.

Yo recomiendo, llegado este punto, y antes de colocar la unidad P/A, comprobar la estanqueidad del sistema (cargándola con agua). Y dejar de ultimo el ensamblaje de estas piezas en la boquilla. Así, si por alguna razón se producen fugas o goteos, sabrá que la única causa posible es una mala aposición entre alimentador/plumín y la boquilla.

Para la correcta posición de la unidad P/A dentro de la boquilla y evitar dejar muy adentro o muy afuera, les revelo un último truco. Coloquen el pistón en posición de carga, a tope máximo con la parte inferior del cuerpo e introduzca suavemente la unidad P/A en la boquilla. El pistón colocado en esa posición, limitara de manera natural el avance de la unidad P/A dejándolo en la posición correcta. 


He dicho en otra entrada que “Lo más interesante de las estilográficas es lo que yace fuera de ellas”, pues bien, éste es otro claro ejemplo. Las estilográficas a pistón dejan siempre buen sabor de boca a aquellos que disfrutamos del oficio de reparar y hacer mantenimientos. Permite entretenernos, y ejercitar un hobby que te aísla del mundo por un rato, ¿quién no lo necesita?

Las Windsor negras, son piezas sobrias que solo tienen dorados en el clip y un discreto anillo en el labio del capuchón. En una de ellas coloca la marca “SENATOR” y “GERMANY”, en la otra solo “MADE IN W GERMANY”, lo que claramente coloca a esta pieza en algún momento antes de 1989. El clip es sencillo, sus dorados resisten el paso del tiempo con dignidad, tiene forma de espátula con algunas pequeñas diferencias entre ambas piezas. 


Con la típica forma ahusada de torpedo, sus dimensiones aproximadas son: longitud cerrada: 134,5 / 129 mm, sin tapar: 122,8 / 120,8 mm. Diámetro máximo del cuerpo: 11,4 / 12,2 mm.


Su capacidad de carga aproximada es muy razonable, unos 1,1 a 1,3 ml. 


Capacidad de carga medida con una jeringuilla y aguja roma, que no deja escapar restos al aspirar el contenido de la estilográfica vertida en un cazo con extremos cuadrangulares. 

Sendas ventanas de visualización translucidas de color azul para una y del más clásico verde para la otra, permiten mostrarle al usuario de manera diáfana, el nivel de tinta restante.



Plumines de acero para ambas en una, un “M” con el dorado más deteriorado y tenue, punto de iridio. Stub 1.5 sin iridio en la otra. Son semi-flexibles, pero van de cine en escritura sin presión. Decorados sencillamente con la “S” de la marca, “IRIDIUM POINT”, “GERMANY” y “M”. “S”, GERMANY” y “1.5” respectivamente. Los alimentadores son de un plástico que soportó la embestida de la tinta china con estoicismo.

Las tapas ajustan a rosca y terminan con tope redondeado hecho de la misma resina del resto de la estilográfica, más alto en una que en la otra. 


Los plásticos son de una calidad muy aceptable, muestran su lustre a pesar del paso del tiempo, de seguro responderán muy bien a la restauración externa que está por venir. 

Les mantendré informados.

Eternamente agradecido Pedro, un gran placer escribir para ti y tus ya millones de visitantes de nuevo.

Todas las fotos son del autor.

miércoles, 9 de mayo de 2018

Parker Duofold: Un modelo poliédrico.

La Parjer Duofold moderna es un modelo del que ya hemos hablado en numerosas ocasiones. sin embrago, siempre hay espacio para ponderar su éxito y, por encima de todo, la enorme familia de tamaños, colores y variaciones, que ha dado a luz este indudable éxito de Parker.

Traigo hoy aquí algunas de sus variaciones aunque hay infinidad de ellas. Pero sin entrar en las grandes ediciones limitadas, entre las que hay numerosas maki-e, estas son algunas de las más destacadas.

En 2001 Parker lanzó al mercado la edición especial Mosaic azul en  tamaño International (más pequeño que la Centennial) inspirada en este arte tradicional. La pluma era muy elegante y perfectamente acabada, con una de las resinas más originales y bien acabadas de la época. Fue un éxito rotundo e inauguró toda una línea estética.


Tras el éxito de la  Blue Mosaic. Parker decidió explotar el filón y produjo la Red Mosaic, una pluma que hoy se cotiza muy bien dada su relativa escasez.


Puesto que algunos clientes de Parker protestaron porque las Mosaic solo se comercializaran en tamaño International, la casa sacó al mercado una edición en blanco y  negro en tamaño Centennial que vió la luz en 2003. La pluma exhibe una impactante elegancia.


Aquí podemos disfrutar de la contemplación de una Centennial Gold Plated  (ca. 1995) de suntuosa presencia.


Y si la versión dorada impresiona, la Presidential Esparto de plata constituye una pieza excepcional,


Finalmente,  contemplamos aqui una edición especial de 1999 denominada Greenwich, una pluma negra de resina delicadamente guilloqueada.


Sirva este ramillete de hermosas plumas para recordar el prolífico historial de esta icónica pluma de la moderna Parker, su mayor éxito y un valor siempre apreciado por sus incondicionales seguidores.

Gracias a Ricardo por su siempre generosa colaboración


miércoles, 2 de mayo de 2018

Comparaciones odiosas: Penbbs 308 y Sailor Procolor

La salida al mercado de las Penbbs 308 ha supuesto un salto cualitativo en la oferta china de plumas de calidad. Dejando aparte el fenómeno de las resinas multicolor, Penbbs continúa ofreciendo estilográficas baratas, con acabados insólitos hace apenas unos meses,  capaces de  competir con marcas tradicionales en su mismo terreno.

Muchas marcas europeas y americanas que se han dedicado a la gama intermedia encarnan, a mi manera de ver, visiones estratégicas directamente afectada por las modernas estilográficas chinas de calidad. El corazón del negocio actual de muchas de aquéllas marcas está centrado en plumas de gama media con dos características esenciales: cuerpo de resina, carga por cartucho/convertidor y plumines de acero. Exactamente igual que la Penbbs 308. Es el caso de Delta, Visconti y multitud de plumas como las Conklin, Edison, Monteverde, Noodler's, Stipula, etc. En realidad, este nicho de mercado es el que más vitalidad ha demostrado en los últimos tiempos tras el abandono, por parte de muchos constructores, del segmento del lujo. Las plumas entre los 50 y los 150 euros son, a mi juicio, el sostén básico de la industria actual de la estilográfica.

En el caso de Japón, la cuestión es ligeramente diferente. No sólo porque la industria japonesa es líder mundial en el sector sino porque su productividad y su oferta son tan vastas que puede actuar en cualquier segmento con relativa agilidad y eficacia. Por otro lado, la enorme calidad de sus productos y la baja cotización del yen, entre otros factores, les permite competir eficazmente con casi cualquier otro fabricante. A mi juicio, la principal amenaza para la poderosa industria japonesa viene de China.

El primer asalto a la potencia japonesa podría venir de plumas como la Penbbs 308 y, para analizar su impacto, me propongo compararla con la Sailor Procolor, una versión reducida de la 1911 estándar, con plumín de acero. La Procolor es un magnífico ejemplo de este segmento a cuya puerta llama la Penbbs 308. Ambas son estilográficas de buena calidad, adecuada presentación y correcto desempeño. Se trata de instrumentos sencillos, de carga por cartucho/convertidor, cuerpo de resina con algunos detalles metálicos y plumín de acero. Cada una tiene sus particularidades pero es fácil ver que se trata de modelos conceptualmente idénticos.

PRESENTACIÓN: La de la Sailor es claramente superior a la Penbbs. La caja, documentación y embalaje de la japonesa es la misma que se usa en casi toda la gama de Sailor y, en conjunto, constituye una presentación perfecta.


La china aparece en una caja mínima, sin documentación, y, en esta versión sencilla, ni siquiera trae la funda textil que adorna a las versiones multicolores.


APARIENCIA: Ambas plumas son muy parecidas ya que la china es un modelo estéticamente derivado de la 1911. Sus formas son prácticamente idénticas aunque la Sailor es de menor tamaño.



La Penbbs está construida en una resina de gran calidad. Sus paredes son gruesas y la belleza y las ricos matices del material se aprecian a simple vista. Se trata de una resina muy bien torneada.


La Sailor no es torneada sino inyectada. El material también es muy atractivo por la riqueza y profundidad del color y sus detalles brillantes.



En esta gama de colores, la japonesa resulta muy elegante, pero quizá menos impactante que el rojo brillante de la china.



ACABADOS: Son absolutamente correctos en ambas estilográficas. Las dos están muy bien trabajadas sin que haya rebabas, defectos o imperfecciones. El encaje de las piezas en la Sailor es perefecto. En la Penbbs los ajustes son ligeramente más toscos.


El cromado y mecanizado de las piezas metálicas es bueno tanto en una como en otra. Quizá haya una ligera ventaja a a favor de la japonesa, que aparece ligeramente más depurada. En cuanto al material base, la ventaja aquí corresponde a la Penbbs que, al ser torneado, resulta más robusto y firme que el inyectado de la Sailor.


Los grabados son mejores en la japonesa aunque por muy escasa diferencia.


La anchura de los anillos centrales es muy parecida, algo mayor la de la japonesa. El anillo está formado por dos planos, siendo el inferior troncocónico.


El de la Penbbs está resaltado sobre el plano, formando un pequeño anillo protuberante.


En la mano, ambas plumas se sienten igual, La Sailor es más ligera y la Penbbs más compacta. Como la china tiene más cuerpo, transmite más presencia.

PLUMIN: Ambas piezas son muy parecidas, de mayor tamaño y anchura el chino.



El plumín de la japonesa es, como todos los de la marca, de buena calidad. No es de gran tamaño pero resulta elegante y está bien decorado.


El plumín de la china tiene mas cuerpo, parece igual de sólido y está mejor decorado. Su principal inconveniente es la limitación de grosores que no incluye, por ejemplo, un ancho.


Los alimentadores son de plástico en ambas plumas aunque el de la China es de mayor densidad y anchura.



MECANICA: Las boquillas constituyen el principal elemento diferenciador de estas plumas. En el caso de la Penbbs, es de una sola pieza, totalmente de resina, con la rosca torneada sobre el material y rematada con una junta tórica transparente que garantiza la estanqueidad del cuerpo.


La Sailor por su parte, está compuesta de dos partes siendo la de la rosca metálica y con su junta tórica en la parte inferior. Las dos soluciones están muy bien resueltas siendo la Sailor, lógicamente, más duradera y confiable.


Ambas son plumas alimentadas por cartucho/convertidor.

DESEMPEÑO: Ambas plumas tienen un desempeño francamente bueno. Su rendimiento, a igualdad de medida en el plumín, es perfectamente equiparable. Quizá se sienta más suave el Penbbs pero la diferencia es casi insignificante.


La japonesa ofrece una trazo seguro, firme y continuo aunque con el mordiente característico de Sailor. Téngase en cuenta que es un plumín de grado fino.


La Penbbs, montando también un plumín fino, es más húmeda en comparación, y añade una suavidad de trazo sorprendente. Se trata de un plumín muy eficaz que ofrece una trazo jugoso y sin titubeos.


PRECIO: Aquí la gran ventaja es para la china. La Sailor puede conseguirse por aproximadamente 50 euros mientras que la Pennbbs cuesta 15 euros.


CONCLUSIONES: La japonesa es una pluma que transmite algo más de perfección en sus acabados que la  china aunque las diferencias reales son de matiz. Puestas una al lado de la otra se pueden apreciar estos detalles pero, en realidad, se trata de estilográficas muy similares.

El desempeño es muy bueno en ambas, de tal manera que resulta muy difícil distinguirlas en términos funcionales. Ambas son prácticas, ligeras, escriben sin interrupciones ni titubeos y permiten ser usadas durante largos periodos de tiempo. A igualdad de medida en el plumín, el chino es más húmedo y suave.

La calidad de los acabados es básicamente similar aunque la Sailor goza de la perfección en los detalles típica de la marca japonesa aunque no lo olvidemos, se trata de una pluma de inyección y no torneada. Gustos aparte, ambas plumas usan resinas de calidad muy bien trabajadas. El color es más elegante y profundo en la japonesa; más vistosa y desenfadado la china.

La relación calidad/precio permite declarar ganadora a la china. Por el precio de la Sailor se pueden comprar cuatro Penbbs y eso supone una enorme ventaja a la hora de comparar dos plumas funcionalmente idénticas. La mayor calidad de construcción de Sailor justifica un precio superior pero solo si el usuario es capaz de valorar estos detalles.

Lo verdaderamente notable es que una pluma china pueda compararse con una japonesa y salir airosa. Esto era impensable hace apenas unos meses. Hoy, en cambio, y salvando las aún apreciables distancias, permite augurar un sugerente futuro.